Las claves del éxito del comercio electrónico

A nadie se le escapa que en los últimos años Internet ha transformado la manera de comprar y vender tal y como lo conocíamos hasta el momento. Tanto es así que en la actualidad el comercio electrónico crece a un 10% cada trimestre, algo de lo que no todos los negocios pueden presumir. Sin embargo, el trabajo no se acaba cuando montamos la tienda online. ¿Crees que es entonces cuando vas a empezar a vender como un loco? Ni mucho menos. Aunque el mundo virtual ha abierto grandes posibilidades incluso para las pymes, hay factores que pueden significar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Comercio electrónico

La clave más importante es saber aportar valor en un mercado cada vez más saturado. Si hace unos años, ser el primero en poner una tienda online relacionada con un sector poco explotado podía ser sinónimo de éxito, hoy en día este camino ya no resulta tan seguro, sino que debemos esforzarnos por saber marcar la diferencia con respecto a nuestros competidores para llegar hasta el consumidor y conseguir que éste quiera realizar su compra en nuestra tienda.

Elige el nicho adecuado

Es cierto que el comercio electrónico puede proporcionar grandes ventajas incluso para las pequeñas empresas. Y es que ningún otro medio hasta la fecha nos ha permitido llegar hasta un público tan amplio con una inversión mínima en relación a los resultados que pueden obtenerse. Sin olvidar que gracias a las nuevas tecnologías y herramientas de las que disponemos en el mercado es posible segmentar a nuestro público objetivo por sexo, edad, ubicación geográfica, intereses, etc.

No obstante, no debes olvidar que Internet es un mundo muy competitivo donde al principio no somos más que pececitos enfrentándonos a gigantescos tiburones que llevan años cubriendo la demanda de la población. Es por ello que saber elegir el nicho adecuado y contar con un público que tenga una necesidad real de lo que queremos ofrecer puede ser la diferencia entre el éxito y el fracaso. Haz un estudio de mercado y analiza a tus competidores antes de lanzarte a la aventura y piensa cómo puedes dar un valor añadido a tu producto.

Ofrecer variedad en nuestro producto

Como ya hemos dicho, Internet es un universo muy competitivo, ya que los consumidores pueden comparar diversos productos tanto en calidad como en precio en unos pocos minutos. Es por ello que debemos intentar ofrecer un catálogo de productos variado donde los potenciales clientes puedan elegir. De lo contrario, pueden caer en la tentación de visitar otras tiendas. Además, esto te ayudará a mejorar la imagen de la empresa pues da la sensación de ser especialista en el sector y de poder ofrecer lo mejor.

Servicio de atención al cliente

Pero todo este esfuerzo puede acabar cayendo en papel mojado si no se ofrece un servicio de atención al cliente adecuado. El usuario que entra en tu web debe ser el centro de tu estrategia de marketing si quieres tener éxito en el mundo del comercio electrónico. Y es que los clientes asocian el trato de la empresa con la imagen de la marca y si no reciben una buena atención lo más probable es que no vuelvan.

Conocer al cliente

En la actualidad existen multitud de herramientas de medición que pueden ayudarte a valorar el impacto de tus estrategias digitales y conocer cómo se comportan los usuarios dentro de la tienda online. De esta forma, podremos mejorar lo que no está funcionando y potenciar aquello que nos está reportando beneficios. Las estrategias que buscan adelantarse a las necesidades de los clientes suelen dar muy buenos resultados. Estamos hablando por ejemplo del sistema de recomendaciones de artículos relacionados con lo que éste ya ha comprado o mirado.

Agilizar el envío

Gracias a Internet, la ubicación geográfica de la empresa ha dejado de importar tanto como antes por lo que una empresa puede estar en una gran capital o en un pequeño pueblo de 300 habitantes sin que esto influya en su éxito. Eso sí, la red de comunicaciones en un factor clave, ya que los tiempos de entrega son cada vez más valorados por los consumidores. Tanto es así que muchas empresas realizan la entrega del pedido en menos de 24 horas. 

Estar en constante innovación

No dejes que la rutina acabe apoderándose de la empresa y busca siempre innovar. Los clientes valoran que una empresa pueda ofrecerles las últimas novedades en el sector y si lo haces de los primeros, tendrás ventajas sobre la competencia, lo cual acabará diferenciándote del resto.

Implementar estrategias de Social Media

Por supuesto, recuerda que las redes sociales se convertirán en tu mejor arma a la hora de dar a conocer tu marca y difusión a tus contenidos. Publica imágenes, vídeos y textos que atraigan su atención y lograrás que además sean compartidos y vistos por más usuarios, aumentando de esta forma, el tráfico de tu tienda online. Tu perfil puede funcionar como un altavoz de las ventajas de tus productos y es la forma de tener contacto directo con los clientes cuando estos encuentren algún problema, lo cual contribuye a mejorar la reputación de la marca.

 

Compartir


Te ofrecemos un asesoramiento con nuestro consultor "rockstar" :-)
GRATIS 30'