Redes sociales

Cómo no usar las redes sociales en tus estrategias de marketing

Desde que las redes sociales hicieron su aparición en escena, muchas son las empresas que se han servido de este medio para llevar a cabo sus estrategias de marketing online. El problema es que cometer errores en un terreno tan transparente como éste puede resultar demasiado fácil y una metedura de pata frente a la que no hemos sabido actuar rápidamente puede acarrear consecuencias muy negativas para la imagen de la marca. Es por ello que hoy te traemos una lista con los peores errores que las empresas online pueden llegar a cometer en las redes sociales, incluso sin darse cuenta.

Redes sociales

Dar acceso a personas equivocadas

La gestión de las estrategias de social media de una empresa deben quedar siempre en manos de profesionales expertos. Una mala actuación por parte de un community manager con poca experiencia en estos medios puede hacer disminuir las ventas de forma considerable. Por supuesto no dejes todo el peso en un software de gestión de redes sociales.

Ser hackeado

En los últimos años hemos podido ver como incluso grandes multinacionales han sufrido el hackeo de sus perfiles. Nadie está a salvo de este tipo de prácticas. Por eso evita seguir enlaces sospechosos que puedan servir como instrumento para robar las contraseñas de la empresa en las redes sociales y causar graves daños a través de comentarios y publicaciones malintencionados.

Copiar el contenido de otras webs

Inspirarte en los contenidos de la competencia no tiene por qué ser malo, pero intenta que tu perfil no se convierta en una copia de los mismos. Copiar los contenidos o compartir constantemente publicaciones de otras empresas no es el camino hacia el éxito. Ofrece contenidos propios y de calidad para demostrar que realmente eres un experto en tu sector.

Aprovecharse de los hashtags

Puede resultar muy tentador aprovechar el tirón de un tema en concreto para publicitar tu marca, pero si no tienes nada nuevo que aportar y que además pueda estar relacionado con el tema, no lo hagas. Por el contrario. Es muy probable que acabes dañando la imagen de tu marca y recibas críticas y burlas de los usuarios en las redes sociales.

Ser demasiado personal

Es cierto que las redes sociales permiten mayor cercanía al usuario, pero no debes olvidar que sigues siendo una empresa, por lo que no debes perder nunca la formalidad. Los comentarios y fotos demasiado personales o controvertidos pueden llegar a perjudicar la reputación de la marca.

Spammear a tus seguidores

Para hacer crecer una comunidad de seguidores en las redes sociales es importante no agobiarlos con 20 publicaciones por minuto. Lo ideal es no superar las 14 publicaciones diarias en Twitter, 2 en Facebook, 1 en Linkedin y 2 en Google Plus. De lo contrario los usuarios saldrán huyendo.

No realizar análisis de tus estrategias de social media

Cuando una empresa entra a formar parte de las redes sociales, el principal objetivo suele ser el de dar a conocer la marca y llegar a una mayor cantidad de público. Sin embargo, si no medimos los resultados de nuestras estrategias de social media, perderemos una información muy valiosa. Este tipo de estrategias suelen funcionar mejor por método de prueba y error, de manera que podamos conocer qué es lo que está funcionando y qué debemos cambiar. De lo contrario, estaremos pegando palos de ciego.

Compartir


Te ofrecemos un asesoramiento con nuestro consultor "rockstar" :-)
GRATIS 30'
Tambien te podría interesar..close